Las tendencias actuales en el mercado de alimentos se han caracterizado por salud y nutrición. Los consumidores son más conscientes de la información de las etiquetas, están preocupados por lo que están consumiendo y, por lo tanto, los aditivos químicos se han convertido en verdaderos villanos de la industria alimentaria.

Prozyn BioSolutions proporciona soluciones para sus clientes que satisfacen las demandas del mercado. Nuestro equipo técnico trabaja en el desarrollo de soluciones biológicas innovadoras basadas en enzimas y otros compuestos naturales que pueden reemplazar una variedad de aditivos químicos.

Las enzimas son cadenas polipeptídicas y están presentes de forma natural en seres vivos con funciones específicas. Debido a esto, actúan como productos biológicos y no se consideran un peligro para la salud.

En la industria alimentaria, pueden considerarse como adyuvantes tecnológicos. En otras palabras, son compuestos aplicados durante el procesamiento del producto para un propósito particular, pero que no están presentes o están en cantidades muy bajas (rastros) en el producto final. Debido a esto, a menudo no necesitan ser declarados en las etiquetas y se convierten en una opción natural para permitir la producción de etiquetas limpias. Este punto puede variar de un país a otro, dependiendo de su regulación.

Industria del trigo

Para los productos de la industria del trigo, las enzimas reemplazan los aditivos químicos que juegan un papel durante el procesamiento o su vida útil, como emulsionantes y conservantes. Brindan una mayor competitividad a la industria, mayor calidad para el producto final y seguridad para los consumidores. Además, permiten la reducción de la adición de grasas y azúcares, sin pérdida de calidad y mayor vida útil, lo que promueve suavidad y frescura.

Industria láctea

En la industria láctea, las enzimas también permiten la reducción del azúcar añadido. Además de esto, otros ingredientes naturales pueden mejorar las características sensoriales del producto final, reemplazando los aditivos químicos actualmente aplicados. Por ejemplo, las fibras naturales hidrolizadas pueden usarse para desempeñar el papel de estabilizantes en yogures, promoviendo mayor seguridad para los consumidores.

Para el segmento de bebidas, las enzimas mejoran el rendimiento del proceso y las características de calidad. Además, son opciones sustentables, ya que permiten la reducción del consumo de agua, por ejemplo. En la cervecería, promueven la formación de espuma más cremosa, un líquido claro y una mayor vida útil. Para este tipo de producto, también se pueden usar otros ingredientes naturales para estabilización de la espuma, por ejemplo.

Bebidas

Estos son algunos ejemplos de la aplicación de compuestos naturales en los alimentos, pero existen otras innumerables posibilidades. Las mejores soluciones para cada cliente y para cada tipo de proceso son bastante evaluadas y definidas por nuestro experimentado equipo técnico.